El Consorcio CAEI instala un turbogenerador nuevo de 7 MW

 
 

El Consorcio CAEI instala un turbogenerador nuevo de 7 MW

El Consorcio CAEI instala un turbogenerador nuevo de 7 MW

La agroindustria aumenta capacidad de generación de energía eléctrica para garantizar la estabilidad del proceso

Con una inversión de US$2.7 millones, el Consorcio Azucarero de Empresas Industriales (CAEI) instaló en la factoría del Ingenio Cristóbal Colón un nuevo turbogenerador de siete megavatios, aumentando a 19.1 megavatios la capacidad de generación de energía eléctrica de esta agroindustria.

El nuevo generador, que forma parte de los planes de expansión de CAEI, garantiza el suministro de electricidad de manera permanente, creando estabilidad y sostenibilidad al proceso, ya que ayuda al balance de materia y energía del ingenio por la gran eficiencia de su operación, que se traduce en un aumento de disponibilidad de vapor.

Ese turbogenerador contribuye a bajar los costos de la tonelada de azúcar producida, ya que prácticamente le permite al ingenio independizarse de la energía comprada, además de lograr una molienda más estable y reducir los tiempos perdidos, haciendo más eficiente el proceso de producción de azúcar y mieles. Actualmente, la demanda tope de energía del central es de cinco megavatios.

El gerente del departamento de Electricidad e Instrumentación de CAEI, Teófilo Alcántara Encarnación, destacó que  la nueva unidad es más eficiente que las otras que conforman el parque energético del ingenio, ya que sólo requiere 22 libras de vapor por kilovatio/hora, mientras que el turbogenerador de respaldo consume de 30 a 32 libras de vapor por KW/H.

El experto en electricidad resaltó que la nueva unidad eléctrica le permite sincronizar de forma automática, tanto con el turbogenerador de respaldo como con la planta de emergencia y la energía comprada, lo cual se traduce en una disminución de tiempo en la puesta en marcha del equipo, porque permite conectarse en línea sin apagar el ingenio, por lo que el tiempo de arranque del central azucarero se reduce significativamente.

“La operación del nuevo equipo es estable y confiable, por lo que el ICC ha dado un gran paso de avance en la tecnología de punta, con la adquisición de dicho turbogenerador, lo que nos ubica como uno de los ingenios del país con producción de energía propia, acorde a las necesidades del proceso de producción de azúcar. Con la economía de aproximadamente 10 libras de vapor por kw/h, conseguimos una disponibilidad de vapor vivo de 45,000 libras/h, lo que le permite al ingenio una molienda estable y proporcionarle el vapor de escape necesario para el proceso de fabricación de azúcar”, expresó Alcántara.

El turbogenerador nuevo es de procedencia brasileña, con turbina y reductor marca NG, y el generador marca WEG. Lo complementa un banco de transformadores 3ph (trifásico) de 13,800 voltios, paneles de protección y controles, así como equipos auxiliares.

El parque de generación de energía eléctrica propia del ICC está integrado, además del turbogenerador nuevo, por otro turbo de 6.5 MW, el cual sirve de respaldo a la producción. También son propios del parque de generación otros dos turbos de 2.8 MW, los cuales generan a 480 voltios. Además, posee dos plantas de emergencia, una de 1.1 MW y la otra de 1.5 MW, que permite iniciar el arranque del ingenio en caso de ausencia del servicio del sistema nacional de energía.

El banco de transformadores tiene una capacidad de 8 MVA (mega voltios amperes), que reduce el voltaje de 13,800 a 480 voltios, adecuándolo al voltaje de operación de nuestros equipos.

El gerente eléctrico destacó que la obra fue llevada a cabo casi en su totalidad por personal de CAEI, tomando en consideración la calidad de la instalación; la optimización de los recursos, para disminuir la demanda de flujo de caja, y que la ubicación de sus componentes no interfiriera con los planes de expansión futura de la factoría.

Paneles de protección y controles

Desde el panel de controles, los ingenieros operadores  monitorean de manera permanente el estado de operación y de protección de los componentes del turbogenerador.

Se puede chequear la presión, temperatura, lubricación y niveles de vibración de la turbina, del reductor y del generador. También monitorear la presión y temperatura de la generación de vapor vivo y del vapor de escape, permitiéndole tomar decisiones operativas a favor de la seguridad del equipo.

En esta área también están el regulador de voltaje, el relé de protección, el sistema de protección de sobretensión, el breaker de alta tensión y el sistema de protección a tierra del generador, un cargador del banco de baterías del sistema de control y otro cargador para el banco de baterías de la bomba de emergencia de la lubricación.

Entrenamiento

Durante el proceso de instalación del nuevo turbogenerador, el personal del ingenio que está a cargo de las operaciones y  mantenimiento del mismo recibió un entrenamiento por parte de expertos de la firma que fabricó el equipo.

El adiestramiento se basó fundamentalmente en los mantenimientos preventivos y correctivos, así como en la puesta en marcha del equipo. Primero, los expertos hacían las operaciones y luego delegaban esas funciones al personal técnico del ingenio cuando éstos alcanzaban las destrezas necesarias que exigían las operaciones de la máquina.

La capacitación incluyó manuales, planos, folletos e instrucciones de trabajo operativos que permiten conocer el equipo a los fines de operarlo y mantenerlo a lo largo de su vida útil.